MIRADA ARQUITECTURA: CASA EWOK


Diseñada por los arquitectos Nicolás Fones y Antonio Aros, la propiedad de 280 m2 logra a cabalidad la comunicación entre los espacios. La estructura nace a partir de la observación del entorno, como la gran clave de su belleza.

  • Nombre de la casa Casa Ewok
  • Arquitectos: Nicolás Fones Claro (Fones Arquitectos) + Antonio Aros Domínguez
  • Calculista: Arbec / Jimmy Astorga.
  • Constructora: Socir José Manuel Ramsay - Sebastián Cid.
  • Localización: Lo Barnechea, Región Metropolitana, Chile.
  • Superficie Construida: 280 mts2.
  • Materiales Predominantes: Hormigón Porcelanato, Piso Madera, Vidrio.
  • Fotografías: Antonio Aros Domínguez

Emplazado en la comuna de Lo Barnechea en Santiago, marcado por una topografía irregular con pendientes y desniveles propios de los faldeos cordilleranos y rodeado de zonas con una densa vegetación y enfrentando una quebrada que permite a las vistas tomar un rol protagónico, este proyecto emerge como una casa que debe mirar, integrar y convivir con los paisajes, la naturaleza y el entorno.

El poderío de la naturaleza marca una clara y poderosa presencia. La fuerte pendiente se estableció como el primer desafío, donde comprender la posición y orientación, eran aspectos fundamentales para aprovechar las vistas y la integración con el exterior. De esta manera se decide emplazar la casa sobre un gran muro-zócalo que dará forma al acceso de la vivienda, conformará el patio y la elevará a una cota donde la calle pública y la circulación vehicular desaparecen con respecto a las vistas hacia el paisaje.

El volumen principal de la casa se orienta en búsqueda de las zonas verdes más densas del sector, evitando contaminar las vistas con construcciones aledañas y manteniendo la privacidad con respecto a sus vecinos. Una estructura con horizontes limpios que permiten expandir la mirada de sus residentes.

El proyecto plantea como uno de sus principales desafíos, fortalecer la relación entre el exterior e interior de la casa. Aquí la ubicación del volumen principal, ubicado estratégicamente en la parte alta del terreno, permite generar que las vistas y las circulaciones interiores de la casa puedan conectar los dos tipos de exteriores predominantes en el proyecto conformados por el talud, la casa y la pendiente. De esta manera, a través de ventanales capaces de abrir el espacio de manera completa, se genera una conexión transversal de la casa con respecto a sus exteriores dejando el living comedor integrado completamente a los patios, terrazas y jardines. Una sensación de espacios traslúcidos y livianos, que forman parte fundamental de la Casa Ewok.

El cruce entre espacios interiores y exteriores se transforma en la esencia del proyecto donde un patio, una terraza o una vista al exterior acompañan siempre cada uno de los recorridos dentro de la casa. Un doble patio en el acceso, un living comedor conectado trasversalmente con un patio y una terraza o un árbol que acompaña verticalmente ambos pisos, son algunos ejemplos de la relación interior y exterior. Conexión directa entre organismos de naturaleza distinta, pero que comulgan y conviven con abrumadora fluidez. Así mismo, en la cocina se diferencian los usos cotidianos creando una zona de trabajo definida por un mesón isla y otro sector de comedor de diario conectado a un talud verde a través de un gran ventanal.

El hormigón y el porcelanato contrastan con la vegetación, como un contraste necesario y capaz de crear una nueva forma de equilibrio. Los colores neutros y materiales sobrios dejan espacios al raudal de tonalidades provenientes de los propietarios, como una estética capaz de entregar poderío y definir a través de cada detalle lo que será su hogar.

RECETA DULCE

MUG CAKE

NICOLÁS DEL RÍO

El arquitecto de la nieve