LE FONTANELLE:Tradición italiana en un diseño contemporáneo
Por: Daniela Gajardo - Beatriz Salazar F. / Fotografías: Felipe Reyes / Dirección General: Lía Krusell


Un paisaje inspirador, que evoca la zona del noroeste de Italia, fue el lugar escogido en Limache para construir un cómodo y acogedor refugio familiar. En un terreno de casi 30 mil metros que tiene el privilegio de mantenerse verde durante casi todo el año, se levantan cuatro casas donde predominan las líneas simples, bajos ornamentos y la nobleza de sus materiales.

En medio de una vegetación nativa, donde los espinos y maitenes son por excelencia sus protagonistas, emerge Le Fontanelle, en la exclusiva parcelación de Reserva Las Añañucas de Limache, inspirado en las tradicionales construcciones de Italia: las casas toscanas que se destacan por la simpleza en su diseño. Diseños que evocan y nos transportan a ese acogedor y plácido estilo de vida campestre familiar europeo.

Una suma de factores como los viajes y el paisaje fueron fuente de inspiración para sus propietarios.

Con una vegetación que evoca a Italia, lomajes que se mantienen verdes durante gran parte del año y un clima privilegiado, hacen de Limache el lugar perfecto para concebir este proyecto familiar.

Muros de piedra pórfida multicolor contrastan perfectamente con el negro del fierro forjado y el color de la teja reciclada natural. Transportándonos una vez más a través de su materialidad a un mundo rural

A través de la historia, las casas toscanas fueron obras concebidas para una vida rural, las cuales se pensaron para ser habitadas en el segundo piso al cual se accedía desde una escalera exterior, y se destinaba el primer nivel como establo, aprovechando el calor de los animales para temperar el hogar.

Aquí, en Le Fontanelle, nos encontramos con una arquitectura que rescata la simpleza del diseño toscano, sin ornamentos, sin pretenciones, de ventanas pequeñas y angostas, donde predominan los materiales nobles como la piedra, la madera y la arcilla, donde la importancia radica en una relación directa con el exterior, en el cual la continuidad del espacio se expresa sin medianeros y a través de la unión entre pisos de una misma materialidad.

Puerta de acceso lateral al quincho, diseñada en base a una trama de mirillas en fierro forjado que no solo permite una buena ventilación al lugar, sino que también se diseña en función a facilitar la entrada de luz natural.

El uso del mármol en los pisos exteriores se distingue por la versatilidad de sus formas, con un diseño orgánico alrededor de la piscina y de forma ortogonal alrededor de la casa.

HABITAR LOS ESPACIOS CON LIBERTAD

Actualmente Le Fontanelle se emplaza en casi 30.000 m2, está constituida por cuatro casas; una patriarcal y tres destinadas como residencias para los hijos, con un quincho de 1500 m2 como lugar de encuentro social entre familias.

En el primer nivel de la casa patriarcal se ubican cocina, estar y comedor en un único espacio, que cuenta con 3 accesos equivalentes ubicados en distintas orientaciones, desde los cuales es posible atravesar el espacio con libertad.

El segundo nivel no solo privilegia el asoleamiento y la vida íntima familiar, sino que también otorga vistas de mayor amplitud, con visibilidad a todos los sectores de la propiedad.

TÉCNICAS CONTEMPORÁNEAS APLICADAS A UN DISEÑO RÚSTICO

De apariencia rústica, Le Fontanelle cuenta con tecnología de avanzada incorporada. Posee aislación en todo el perímetro con polietileno expandido incluso de radier. Una estructura de acero, revestida en su interior en madera de aromo. Entrepiso con sobrelosa acústica y piso de madera de aromo natural. Ventanas de color madera, pero con alta tecnología alemana de doble vidriado hermético.

Calderas de condensación para calefacción, eficiente térmicamente, tejas naturales de arcilla reciclada y muros revestidos de piedras pórfidas importadas especialmente desde Argentina. Cuenta con terrazas de mármol, las que se diferencian mediante un diseño orgánico alrededor de la piscina y de manera ortogonal alrededor de la casa.

A través de un concepto de paisajismo, se logra dejar como elemento protagónico al espino, especie autóctona del lugar.

LA PIEDRA COMO MATERIAL PROTAGÓNICO

Este es un proyecto inédito en términos de calidad, donde se destaca el uso de la piedra en sus distintas variedades, desde un adoquín hasta el mármol travertino.

A través de la misma materialidad de la piedra Ricardo Cuevas, arquitecto y decorador, busca rescatar la naturaleza propia del lugar mediante el diseño de varios anillos de troya, que resaltan las especies autóctonas del lugar convirtiéndolo en un espacio grácil y fértil.

Cabe destacar que todos los diseños en pétreo, así como las jardineras cuentan con una cantería hecha a mano por una persona con oficio, en las cuales se disponen conexiones que permiten iluminar logrando que estos volúmenes visualmente floten en el aire al anochecer.

RECETA DULCE

MUG CAKE

NICOLÁS DEL RÍO

El arquitecto de la nieve