PROYECTO ARTE ABISAL: EL LENGUAJE DEL ARTE
Por: Marcela Cademartori


Romper las barreras tradicionales del lenguaje es para dos jóvenes profesionales el desafío que se han impuesto con Proyecto Arte Abisal. Es una iniciativa que busca -a través del arte- ampliar la mirada que se tiene sobre las personas en situación de discapacidad, y con ello introducirse en el mundo del autismo para entender esta condición como una potencialidad en sí y generar espacios compartidos en los que todos tienen cabida

Victoria Jolly y Sebastián de Larraechea son dos profesionales que se encuentran desarrollando una hermosa iniciativa con un grupo de jóvenes autistas de la Escuela Especial de Lourdes de Quintero. Victoria es arquitecto y artista visual, y Sebastián es compositor, a quienes se les presentó la oportunidad de poder desarrollar este trabajo en el 2015 en la Corporación Cultural Amereida.

“Lo aceptamos y para nosotros ha sido un tremendo desafío que nos ha permitido entender que el autismo es una condición, y que es el mundo normado, el que no le deja espacio para que quienes lo padecen se desenvuelvan. Cuando te insertas en su mundo, descubres que ellos viven el presente como un nuevo comienzo. Esa conexión que logran con el presente es algo que todo artista busca y por lo tanto tiene valor. Nosotros no los contaminamos con nuestras normas y trabajamos con ellos, a su ritmo, porque consideramos que ellos tienen sus propias propuestas, las que buscamos recibir y guiar sin cambios”.


Sebastián de Larraechea y Victoria Jolly Fundadores del Proyecto Arte Abisal

“Quienes padecen autismo no logran comunicarse desde esa visión del mundo normado, pero si logran hacerlo a través del arte. Y esto es lo lindo de este proyecto, pues se genera un espacio en donde sí tienen cabida tal y como son”, agrega Sebastián.

“El arte no tiene un cálculo al que obedecer para alcanzar otros fines, es transparente, desviste y pone en evidencia, es honesto al igual que ellos; de ahí que se abre una dimensión que arroja un sinfín de posibilidades, donde no existen los límites”, explica Victoria.

Para ambos profesionales cada taller es un desafío que los lleva a descubrir nuevas aperturas y problemáticas dentro de sus oficios. “Trabajamos con una intuición o imagen previa pero que en el proceso del taller se transforma. Eso es lo maravilloso del mundo del autismo, que aquello que estamos esperando tenga una respuesta, y siempre es otra. Logramos una imagen pero que no podemos prever, preparar o prefabricar. Esto no quiere decir que trabajemos sin antelación o improvisando. Esto nos obliga a prepararnos para estar atentos a lo que aparece y adaptarnos para darle lugar, tiempo y soporte”, nos comenta la fundadora.

Dentro de las disciplinas artísticas que Proyecto Arte Abisal incorpora está la pintura, el videoarte, la performance y la música. “Creemos que el arte es un medio que nos permite hacer, pero también nos lleva a poner en discusión, mostrar y trabajar con espacios que son intocables y muchas veces totalmente ocultos y abandonados”

ROMPIENDO BARRERAS

El Proyecto Arte Abisal busca abrir la mirada que tenemos sobre la situación de discapacidad. A través del arte se eliminan las barreras para trasladarnos hacia una visión más amplia frente a este tema

“Estamos en una etapa realizando alianzas estratégicas que nos permitan poder tener una mayor incidencia, más que crecer masivamente hacia otros lugares. Creemos que en el impacto en otros está la importancia de lo que realizamos, y es a través de una gran exposición para el 2020 en la que estamos trabajando donde queremos invitar al público a una experiencia Abisal. La idea es hacer una exposición que esté viva, que genere debate, crítica y diálogos en torno al tema”.

“Otro desafío que se nos ha presentado es la participación en los workshop del artista sonoro Eric Mattson (Canadá) junto con el poeta Marc Reinhardt (Francia) para realizar una instalación en el festival Tsonami de Valparaíso en Noviembre del 2018.

Con el Proyecto Arte Abisal se pretende romper la distancia en relación a lo que las personas perciben de la discapacidad. “Queremos que se le vea como una posibilidad y no como una carencia, haciendo que el arte se convierta en ese nuevo lenguaje o medio de comunicación que abra la puerta para un espacio compartido del que todos podemos ser parte, y más aún, aprender del otro”.

www.arteabisal.cl
RECETA DULCE

MUG CAKE

NICOLÁS DEL RÍO

El arquitecto de la nieve