Crecer Consultores Ltda: Un apoyo fundamental e integral para toda la familia Por Mauricio Maldonado


Encabezada por Silvana Araya Vega y Carmen Marín Azabe, esta empresa -con más de diez años de experiencia en el Servicio Social enfocado en el área de recursos humanos y bienestar psicosocial- se ha posicionado con autoridad en la resolución de problemáticas sociales, extendiendo sus servicios a toda la comunidad del norte del país. Su nuevo Centro de Atención Integral para Niños con Necesidades Especiales y del Espectro Autista, pretende ser una alternativa seria y profesional -específicamente- ante el Síndrome de Asperger, trastorno que pueden padecer niños, jóvenes y adultos por igual.

Aunque no estudiaron en la misma universidad, Silvana Araya Vega y Carmen Marín Azabe, comparten la misma pasión y vocación de ayudar al otro a través del Servicio Social. Profesión que ambas han desplegado y compartido con entusiasmo en Crecer Consultores Ltda, lugar donde se desempeñan como gerente comercial y gerente de desarrollo y planificación, respectivamente. “Todo lo que hacemos tiene mucha relación con nuestro sentido de vocación, nuestro foco siempre ha sido el cómo ayudar al otro a ser más feliz. Hemos ido encausando nuestro quehacer en ese sentido”, señala Araya.

Una empresa con 12 años de experiencia –con presencia en Iquique y Antofagasta, además de contar con oficinas en Santiago- que se ha especializado en brindar ayuda a la familia nortina a través de diferentes programas que tienen como base el Servicio Social, familias fundamentalmente ligadas con la actividad minera. “Somos el único centro integral del norte con dedicación en un cien por ciento a la familia, respaldado con un gran equipo de profesionales –altamente calificados- para ello. La familia minera es muy distinta a la tradicional, ya que tener dentro de ella a un integrante que trabaje siete por siete o cuatro por tres, y a una distancia considerable de su hogar -ya que habitualmente las faenas son bastante lejos de donde residen- es un agregado totalmente diferente dentro del grupo familiar. Por lo tanto, el hombre o mujer que se queda en el hogar cumple con un rol tremendamente importante de administrador de la familia, esto no sólo implica el presupuesto monetario, sino que de la familia propiamente tal”, explica la gerente comercial.

Con esta área o especialización cubierta, Crecer Consultores Ltda notó por parte de las personas que recurrían a sus servicios -principalmente de quienes se atendían de manera independiente y bajo ningún convenio corporativo o de alguna empresa- que debían ampliar su giro comercial a otros campos que también involucraban a la familia. “Nos abrimos a la comunidad hace muy poco, prácticamente hace dos años, ya que nuestro servicio estaba dirigido sólo a empresas. Nos dimos cuenta que había una necesidad desde el punto de vista de los pacientes como de nosotros en extender nuestra línea comercial. Hoy en día, y apuntando a aquello, tenemos una serie de servicios abiertos al público en general, dirigidos a toda la comunidad, entre ellos, nuestro centro de atención del espectro autista, el cual guarda relación con el Síndrome de Asperger en todas sus dimensiones”, comenta la asistente social.

Una alternativa concreta frente al Síndrome de Asperger

Es así como nace el Centro de Atención Integral para Niños con Necesidades Especiales y del Espectro Autista, un nuevo servicio que aborda esta consultora nortina y que vendría a suplir y apoyar una necesidad creciente en la actualidad, que de por cierto, carece de centros especializados en su diagnóstico y sobre todo en su tratamiento.

“Claramente creemos que vamos a satisfacer una necesidad en la familia que vive, específicamente, en la zona norte de nuestro país. Tenemos un equipo especializado y altamente preparados en esta área, el cual no sólo trabaja en el diagnóstico de este síndrome sino que también en su tratamiento. Enfoque y forma de trabajar que ha sido muy bien acogida en términos de las familias con niños con estas dificultades, ya que por lo general, tienden a ser diagnosticados muy mal o en forma muy tardía, y basándose sólo en eso, en su diagnóstico”, dice Silvana.

Específicamente, y enfocados en brindar una atención integral, Crecer Consultores Ltda realiza una completa evaluación (precedida por una preevaluación) sobre este síndrome -el cual sólo desde comienzos de los años noventa se comenzó a tratar y nombrar como tal-, tanto a niños como adultos, la cual está dividida en diferentes etapas y que se ha trabajado de forma conjunta con toda la familia. “Acá se evalúa al adulto o al niño y se entrega un programa a la familia, con quienes finalmente también se trabajará. Este comprende objetivos, es decir, qué herramientas se van a ocupar y cuáles serán los alcances que se tendrán, de manera que sea algo real, no con expectativas falsas. Cada cinco sesiones se hace una nueva reunión, en el fondo todo está hecho a través de etapas, de manera que tampoco podemos decirle a la mamá ‘de aquí a dos meses su hijo o hija estará interactuando con usted, será el sobresaliente de la clase’, no. Sí estas micro metas las vamos a trabajar en la medida que ellos también vayan viendo los cambios que nosotros vemos en las sesiones. Es impresionante como cada niño con nombre y apellido tiene un programa distinto en relación a los resultados obtenidos, son situaciones distintas que se ven caso a caso, lo mismo que con los avances. Todo esto se conversa con los papás, se discute y analiza el programa de forma íntegra, desde que tendrá la primera sesión en adelante, es un trabajo muy directo y personalizado”, detalla la también asistente social Carmen Marín.

Comprometidos con el bienestar de las personas de manera transversal, y con miras al desarrollo de una labor profesional de calidad, el tratamiento por decirlo de alguna manera no sólo se enfoca en la parte “teórica”, ya que también aborda una parte importante con sesiones prácticas. En voz de la gerente de desarrollo y planificación “nos dimos cuenta que era igual de importante el tratar el tema kinestésico con los niños y jóvenes, es decir, a las personas con Asperger no se les integra en las clases relacionadas con el deporte o las actividades físicas, ya que no poseen esas habilidades -lo mismo con la interacción social-, entonces nosotros a través de nuestro gimnasio terapéutico, el cual está completamente acondicionado para estas labores, apoyamos los diferentes tratamientos relacionados con la sicomotricidad”.

A lo que completa que “tenemos un staff de profesores especializados para poder trabajar con niños. A modo de ejemplo, tenemos en el piso del gimnasio un símil de lo que es una escalera, en la cual ellos tienen que levantar las piernas y pasar al otro lado, acción que para cualquier otro niño es algo extremadamente fácil, el niño con Síndrome de Asperger lo piensa, y no sabe con certeza con cual pie dar el primer paso, acción en la que puede estar varios minutos meditando”.

Al cierre, comenta la especialista Silvana Araya que “es importante recalcar que las personas con Asperger son sumamente inteligentes, lo que pasa es que tienen algunas situaciones que son típicas y que los hacen distintos a otros, pero no significa que sean limitadas intelectualmente hablando, no es así. Nosotros como profesionales asumimos con total seriedad y responsabilidad el tratamiento de este síndrome, no podíamos ser indiferentes, teníamos que involucrarnos en esto”.

RECETA DULCE

MUG CAKE

NICOLÁS DEL RÍO

El arquitecto de la nieve