Tendencias para hombres:LA REVOLUCIÓN EN BELLEZA MASCULINA
Por: Sofía Muñoz


El cuidado de la belleza durante muchos siglos fue casi un monopolio de las mujeres. Sin embargo con el paso de los años se han roto ideales establecidos a lo largo de la historia. En pleno siglo XXI hoy no es raro que los hombres piensen y se interesen en mejorar su aspecto físico con técnicas y tratamientos predilectos por el género femenino.

En la prehistoria la belleza en general se asociaba a la reproducción de la especie, mientras que en la actualidad, se asocia al éxito personal, profesional y social. Es por ello que los hombres se han entregado también a la búsqueda de la belleza, incursionando en ámbitos que antes solo eran aprovechados por el género femenino.

La evolución de los cuidados masculinos ha pasado desde la higiene básica de la piel y el afeitado hasta sofisticados tratamientos y técnicas quirúrgicas. Un reflejo de esta tendencia es que entre el 2012 y 2014 la cantidad de productos de belleza para hombres aumentó más del 70% en todo el mundo.

Los productos para el cuidado de la piel para hombres presentaban ventas mundiales por 3.300 millones de dólares sólo en el año 2013. Por otro lado las cirugías plásticas en este grupo pasó del 5% al 20% del total de procedimientos realizados en el país en la última década.

¿POR QUÉ LA BELLEZA ES TAN IMPORTANTE?

El Doctor Marcelo Fonseca, Cirujano Plástico especialista en el área, nos indicó “En primer lugar porque la identidad física o apariencia para muchos es un reflejo de lo que somos internamente. La belleza se relaciona con el bien, es decir, un hombre bello necesariamente lo encasillamos con alguien bueno, por el contrario, la fealdad naturalmente lo asociamos con lo malo”, señaló el médico.

Si bien es cierto que la belleza puede ser para algunos algo subjetivo, pues “La belleza está en los ojos de quien la mira”, cambiando además con los años, modas y culturas, no es menos cierto que hay algunas características comunes, repetitivas y de alguna manera innatas que nos llevan a definir qué es bello. “Matemáticamente se habla de la razón phi (1,618), la cual lleva su nombre debido al escultor griego Phidias (siglo V a. de C.), relación observada entre anchura y altura en su obra el Partenón, encontrada en la naturaleza, en cuerpos y rostros catalogados como bellos”, definió el Dr. Fonseca.

CARACTERÍSTICAS Y OBJETIVOS.

Un aspecto muy importante sin duda es la simetría, es decir, que ambos lados del cuerpo o cara sean lo más iguales posible. Otra atributo es poseer un aspecto juvenil, lo que además se asocia con buena salud. Estas características físicas se traducen en mandíbulas fuertes, pómulos marcados, musculatura definida y que irradie fuerza, es decir, un cuerpo atlético, pero no de fisicoculturista.

“Los hombres buscan obtener resultados naturales con intervenciones lo menos invasivas, corregir imperfecciones puntuales y envejecer de la mejor forma posible”, se refirió Fonseca respecto a las motivaciones al momento de decidir hacer algún tipo de intervención. Además, la búsqueda del cuerpo fitness hace que la lipoescultura, que permite sacar acumulaciones de grasa localizada, pero también esculpir un cuerpo en casos seleccionados sea la cirugía plástica más realizada en hombres. El manejo de la ginecomastia o crecimiento de la glándula mamaria en hombres es la segunda, y la blefaroplastia o resección de la piel redundante de los párpados la tercera.

¿BÓTOX Y RELLENOS?

La piel del hombre es más gruesa que la de mujer, contiene mayor cantidad de colágeno y elastina, lo que retarda la aparición de las arrugas en promedio entre los 40 a 45 años, pero cuando aparecen son más marcadas y profundas. “El uso del bótox y los rellenos, principalmente de ácido hialurónico son herramientas que permiten dar un rejuvenecimiento facial de manera natural y no quirúrgica”, indicó el Dr. Fonseca.

INFORMACIÓN / www.marcelofonseca.cl / Tel: 9 5060 7893 - (57) 246 6430 Francisco Bilbao 3717. Oficina 5. Edificio Terranova, Iquique.

RECETA DULCE

MUG CAKE

NICOLÁS DEL RÍO

El arquitecto de la nieve