Patagonia Camp: Una experiencia excepcional
Por: Mauricio Maldonado


Un campamento de lujo único en su tipo en Sudamérica, con todas las prestaciones y comodidades de un hotel cinco estrellas, despliega sus acogedoras habitaciones y servicios a los pies del turquesa Lago Toro. Una forma diferente de vivir y sentir las Torres del Paine desde sus novedosas “Yurts”, carpas circulares de origen mongol que conjugan a la perfección naturaleza y funcionalidad, un descanso ideal tanto para aventureros como para toda la familia.

De por sí, el visitar las Torres del Paine representa una experiencia maravillosa e inolvidable, y el hacerlo desde Patagonia Camp, lo lleva a un nivel sublime. Ubicado a orillas del turquesa Lago Toro -el más grande de la Región de Magallanes- este campamento de lujo, el primero en su tipo en Sudamérica, basa su diseño y arquitectura a través de dos principios fundamentales: cuidar del ecosistema y entregar a los viajeros una estancia única y de contacto íntimo con la naturaleza. Es así como desde este completo y equipado hotel, se puede disfrutar del espléndido entorno compuesto, entre otras especies, por un espeso bosque nativo de coigües y de una incomparable vista hacia el Macizo del Paine.

Entre los servicios que ofrece Patagonia Camp, y que se destacan por sus particulares características, están los Yurts. Cómodas y novedosas carpas circulares -de origen mongol- totalmente independientes e insertas dentro de esta gran reserva natural. De colores claros, permiten maximizar la eficiencia energética ya sea de calor como de luz, además y lo que representa uno de sus atractivos principales, es la posibilidad de escuchar y sentir la naturaleza en su máximo esplendor.

Cada una de estas Yurts cuenta con baño en suite, terraza privada, camas dobles, calefacción central, y una fina y cuidada decoración con tejidos y muebles fabricados por artesanos locales. También poseen una novedosa cúpula central, lo cual les permite a los huéspedes ver durante el día las espectaculares y cambiantes nubes de Patagonia pasar junto a las copas de los árboles, y mientras que por las noches disfrutar el increíble cielo estrellado. En total, Patagonia Camp posee 20 Yurts, las cuales se encuentran conectadas por pasarelas de madera sobre flora patagónica nativa y bosques de coigüe, lenga y notros, puentes que dan vistas impresionantes hacia los famosos y conocidos Cuernos del Paine. Dependiendo de las necesidades y requerimientos de cada visitante, existen diferentes tipos de Yurts: Yurt Deluxe (habitación de 20 metros cuadrados, baño en suite, terraza privada); Yurt Suite (lounge de 20 metros cuadrados, baño en suite, terraza privada y jacuzzi outdoor temperado); Yurt Familiar (2 habitaciones de 20 metros cuadrados cada una, baño en suite que une ambas piezas, terraza y jacuzzi exterior temperado) y Yurt Deluxe+jacuzzi.

RECORRER Y DISFRUTAR

Fuera de las habitaciones, son variadas y diversas las aventuras que esperan a los visitantes. Excursiones, que al igual que los Yurts, hay de acuerdo a distintos niveles, duración y experiencia de los turistas: bajo, bajo/medio, medio, medio/alto y alto. Así como también existen las excursiones extra recomendadas y las exclusivas de Patagonia Camp. Travesías que permiten descubrir los principales atractivos y paisajes patagónicos, bosques milenarios, lagos y ríos de diferentes e intensas tonalidades, montañas y glaciares. Entre las actividades destacadas, aparte del trekking y hiking, se encuentran el kayak, pesca con mosca y los tours escénicos.

La experiencia se completa y hace plena con una visita al restaurant de Patagonia Camp, un cálido y acogedor espacio con grandes ventanales que permiten apreciar en su esplendor el sobrecogedor paisaje. Aquí es posible degustar y conocer lo mejor de la gastronomía local, experimentando todos sus frescos y variados sabores con un toque gourmet. Entre los selectos y destacados productos se encuentra el salmón, cordero, centolla, merluza austral, entre otros, así como también vegetales provenientes de pequeños horticultores de la zona. Todo cuidadosa y prolijamente preparado por expertos chefs.

Relajarse con alguno de los tragos especiales de la casa o con un clásico pisco sour chileno, combinado con frutos endémicos como el calafate o el ruibarbo, es otro de los placeres que se pueden disfrutar aquí antes de almorzar o cenar. Lo mismo que degustar una exquisita copa de vino orgánico Viña Matetic, premiado viñedo del valle del Rosario de la zona central de Chile, y que pertenece a uno de los propietarios de este soñado y completo alojamiento del extremo sur.

Patagonia Camp, es en definitiva, una real experiencia diferente de alojamiento, creado para quienes aman la naturaleza y gustan del confort, la simpleza y funcionalidad en un solo lugar. Una gran travesía y expedición para vivir solo, en pareja, con amigos o en familia.

RECETA DULCE

MUG CAKE

NICOLÁS DEL RÍO

El arquitecto de la nieve