RAPA NUI: Travesía de ensueño
Por: Mauricio Maldonado Fotografías: Propiedad de Explora ®


Distante a 3.800 kilómetros del continente, la también conocida Isla Grande posee prácticamente de todo. Con una rica historia detrás, muchos de sus vestigios arqueológicos son el deleite principal de los turistas que año a año deciden visitarla, descubriendo un destino mágico, abundante en aventuras, ideal para el descanso y de una exquisita gastronomía, mucho más allá de solo los famosos moais.

Es uno de los destinos que se deben visitar al menos una vez en la vida. Paradisíaca, inhóspita, salvaje, misteriosa, fascinante, son algunos de los apelativos entorno a la Isla de Pascua, la joya ubicada en medio del Océano Pacífico, mundialmente, conocida por sus moais.

Pero, Rapa Nui es mucho más abundante y diversa que sólo los moais. Con una superficie que supera los 160 kilómetros cuadrados, es la isla más grande de Chile insular, cuya capital Hanga Roa concentra la mayor cantidad de habitantes, cercana a las 8 mil personas. Precisamente, de su gente, la etnia ancestral rapanui, es de donde viene su riqueza cultural y lo que en definitiva hace muy atrayente de conocer y descubrir. Lo mismo que sus hermosas playas, impactantes volcanes y misteriosas cuevas, la mezcla perfecta entre turismo aventura, arqueología y descanso.

Precisamente, para conocer y disfrutar al máximo todos los atractivos -ya sea naturales como patrimoniales- que posee la isla. Explora Rapa Nui es la opción ideal. Más allá del cómodo y reconfortante alojamiento que ofrecen -rodeado de bosques y praderas con postales que dan hacia el mar-, sus alternativas de exploraciones y rutas son las más completas. Muestra de esto son las más de 30 travesías que contemplan sus packs turísticos (exploraciones de un día completo o de media jornada) todas lideradas por guías bilingües expertos y altamente capacitados, en grupos pequeños que no superan las 8 personas.

“Nuestras caminatas, exploraciones en bicicleta y actividades de snorkeling y buceo permiten conocer la historia de Rapa Nui, su cultura y sus paisajes, recorriendo los lugares más emblemáticos de la isla, así como los más desconocidos. Recomendamos un mínimo de cinco noches para vivir una experiencia de exploración que permita conocer en profundidad Isla de Pascua, aunque estamos seguros de que al descubrir sus misterios, el visitante querrá extender su estadía. Por ende, seis noches es una buena alternativa para recorrer todos sus rincones y disfrutar de la cultura local”, señalan desde su actualizado sitio web.

Es así como entre las exploraciones de medio día, se destacan las que se pueden realizar en bicicleta hacia Ahu Akivi (lugar donde se ubican los 7 moais mirando hacia el Pacífico), Anakena (playa con interesantes restos arqueológicos, aguas cristalinas y arenas blancas), y Tahai (uno de los poblados de Rapa Nui más importantes de la costa oeste). Mientras que entre las múltiples opciones de trekking sobresalen las rutas de día completo hacia Mahatua en la península del Poike y volcán Terevaka, y entre las travesías de media jornada a pie es imperdible Akahanga (lugar donde yace el primer rey de rapanui y se encuentra la segunda plataforma de moai más grande de la isla), Mahatua (tramo que comprende caletas pesqueras, sitios arqueológicos y la playa Ovahe) y cerro Pui (conocido por la antigua competencia en la que los hombres rapanui se deslizaban sobre troncos de plátanos).

Vista submarina

Los recorridos desde el mar, son otras de las especialidades que ofrece Explora y que hacen de visitar Isla de Pascua una experiencia completa e inolvidable. Es así como una de las opciones de inmersión que poseen es la llamada “Rapa Nui Diving”, la cual es una fascinante invitación a descubrir el mundo submarino de la isla. Algunos de los lugares a explorar son el moai sumergido, el punto de buceo más emblemático, los motus Nui e Iti, rodeados de corales, y la Catedral, un complejo de cuevas submarinas.

Un poco más en la superficie, pero sin salir del agua, el realizar snorkeling en la playa de Ovahe es otra interesante alternativa para quienes gustan de la actividad náutica. Con una agradable temperatura marítima que no desciende de los 20°C, se puede nadar sin preocupaciones 200 metros mar adentro y maravillarse con la fauna endémica y los múltiples corales morados. Actividad que se puede replicar en las cuevas costeras con vistas a los acantilados, el cráter Rano Kau y a los Motus, islotes conocidos por ser el lugar de la ancestral competencia del Hombre Pájaro.

Explora también da la opción de combinar las expediciones, por ejemplo, se puede realizar un tramo del camino a pie para luego concluir en bicicleta o viceversa.

Comer y descansar

Si bien puede resultar un poco agotador y abrumador el pasarse el día de expedición en expedición, el descansar de manera óptima también es una garantía en Explora. De instalaciones acogedoras, simples y con prestaciones de última generación -con certificación LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Medioambiental)- el hotel cuenta con 30 habitaciones (Habitación Varúa y Suite Raa) cuyo diseño aprovecha en su plenitud el silencio, esplendor y magnitud del paisaje, siendo la madera la materia prima que se encarga de proyectar dicha sensación y más. De ahí también que ninguna de las piezas posee televisión ni wifi, tampoco minibar. Lo cotidiano y que caracteriza la vida en la ciudad, aquí queda atrás. Resulta complementario al buen dormir, el visitar el spa de Explora, el cual posee un sector con refrescante piscinas, jacuzzi y una relajante área de masajes.

Tras descansar y maravillarse de recorrer sus múltiples parajes, el encanto de la también conocida Isla Grande no se agota, ya que igual resulta fundamental el conocer y disfrutar su gastronomía. Basada, principalmente, en preparaciones que contemplan pescados o mariscos, varios de sus platos incluyen productos agrícolas, ricos y claves para conocer el auténtico sabor de la isla. Algunos de los platos que no hay que pasar por alto, son el ceviche de atún y camote frito, taro con plátano frito, poe y piña. Delicias que se pueden complementar a la perfección con un buen vino nacional, apreciando la inmensidad del paisaje en el amplio restaurant que posee el hotel. El broche de oro de una travesía incomparable.

RECETA DULCE

MUG CAKE

NICOLÁS DEL RÍO

El arquitecto de la nieve