Slatki Don: Un Rincón para disfrutar como en casa
por: Marcela Cademartori / Fotografía: Alfonsina Riffo.


A pocos meses de su apertura, esta cafetería se ha convertido en el espacio perfecto para compartir un grato momento, disfrutando de dulces recetas croatas que su propia dueña elabora diariamente para sus visitantes.

Disfrutar de los auténticos sabores de la pastelería croata, desplegados en un acogedor espacio que invita a desconectarse realmente, es la propuesta con la que Slatki Dom llegó a Bosques de Montemar.

María Soledad Cabrera, Francisco Urrutia y sus hijas Diana y Javiera Urrutia dieron vida a este emprendimiento familiar, donde cada uno ha logrado vincularse desde sus respectivas áreas de experiencia. “Este proyecto ha demandado varios meses de trabajo, pero nos tiene muy contentos, ya que vemos cómo este lugar se ha ido convirtiendo en un punto de reunión cercano y familiar”, comenta María Soledad.

Los 30 años de experiencia en el rubro de la pastelería croata, llevaron a María Soledad a ser quien lidere la propuesta dulce del lugar. “Llevo cerca de 30 años elaborando este tipo de pastelería a pedido, y siempre tuve el anhelo de tener un lugar donde poder cocinar y vender. Hoy esto se concretó gracias a la apertura de Slatki Dom”.

“Queremos ofrecer una propuesta más natural, para lo cual se utilizan productos frescos y bajos en azúcar, incluso tenemos tortas y pasteles libres de gluten. Nuestras ensaladas también son una excelente opción, entre las cuales destaca la Slatki Dom, que es la especialidad de la casa”, añade María Soledad.

La ambientación del lugar es otro de los detalles que invita a quedarse, punto que estuvo a cargo de Diana de profesión diseñadora industrial. “Esta cafetería nace de mi proyecto de tesis en donde busqué un concepto que fusionara pastelería y cultura. Esto no solo quedó en la teoría, sino que logró concretarse en la práctica, lo cual me llena de satisfacción”.

Diana explica el por qué de esta ambientación, “Busqué ir en la misma línea de la propuesta de recetas que acá se encuentran. Para ello, se organizaron espacios amplios y acogedores, con una terraza rodeada de vegetación y un mural confeccionado por el taller liderado por Rossana Massai que aporta con un golpe de color, lo que se transforma en la mezcla perfecta para sintonizar con la mejor experiencia”.

Slatki Dom hace honor a su nombre (en español se traduce como “Dulce Hogar”), y claro que lo es, porque detrás hay una familia completa que estará esperándote para que disfrutes y te desconectes, mientras disfrutas de deliciosas tentaciones dulces.

RECETA DULCE

MUG CAKE

NICOLÁS DEL RÍO

El arquitecto de la nieve