Tentación Gourmet: imposible no tentarse por Beatriz Salazar


Tentación Gourmet nace de la necesidad que tenían dos amigas, Pilar Torres y Gloria Jaramillo, más conocida como Pollo, de reinventarse, de ser creadoras de un espacio propio donde sintieran la perfecta mezcla de independencia, de espacio para el desarrollo personal y de liderazgo, más allá de los roles de esposas y madres que en esos días les ocupaban todo el tiempo. Así, surgió Tentación Gourmet, actividad que nació sin muchas pretensiones y que hoy crece cada día más gracias el prestigio que han logrado.

Ambas de profesiones muy diferentes, Pollo Diseñadora de Vestuario y Pili Administradora Financiera, buscaron algo tan simple como tener una actividad extra y entretenida entre dos amigas, sin imaginar a lo que llegarían. Hoy pese a que han mantenido su esencia y características principales que son el profesionalismo, puntualidad, sabor y excelente presentación de todos sus servicios, se han convertido en una empresa reconocida y de gran renombre en la Quinta Región.

“Partimos haciendo postres en envases desechables, creyendo que eran lo máximo, cuenta Pilar entre risas, y hoy, después de haber recorrido más camino, los veo bastante precarios. Al poco tiempo, invertimos en copones de vidrio y ampliamos la carta, nuestro norte era la entrega de postres a domicilio. Sin embargo, y gracias al boca a boca y a la buena recepción de nuestros postres, esto empezó a volar con alas propias y quisimos incursionar en los shots de degustación, que hasta hoy nos distinguen. Con ellos, hacemos que una mesa de familia, se vea tal cual una mesa de restaurantes o de buffetes de postres de un matrimonio”. Lo que se logra porque Tentación Gourmet atiende con el mismo cariño y dedicación un pedido de 15 personas como uno de 200.

Luego de un tiempo, y por la fidelidad sus clientes, “te diría que ellos mismos fueron quienes nos exigieron ampliarnos a una boutique de salados, y posteriormente a realizar Coffee y catering para empresas”, explica Pollo. “Tenemos clientes cautivos y ellos mismos han sido quienes nos han abierto oportunidades en otras compañías, las cuales poco a poco han depositado la confianza en nosotras para realizar sus actividades corporativas”.

Por todo lo anterior, podríamos decir que su negocio ha mutado de una forma que no estaba entre sus planes ni fue proyectado así, todo fue de forma natural siempre con ganas de dar a sus clientes lo que ellos pedían y de una u otra forma devolver la mano y agradecer la confianza. Su objetivo principal era que esta actividad fuera compatible 100% con la maternidad de ambas y nada más. “Sin embargo, nos dimos cuenta que aún cuando éramos capaces de hacer más cosas, igualmente estábamos buscando a nuestros niños en el colegio y haciendo tareas junto a ellos, así es que decidimos embarcarnos. Todo lo que ha sucedido ha sido un regalo, este negocio es una bendición y nos ha traído muchísimas satisfacciones, es nuestra guagua, es nuestra chochera”.

Roles compartidos

Estas amigas han sabido complementarse muy bien y eso ha sido parte fundamental para su éxito. “La Pollo es muy buena en la contabilidad del negocio, en producir en grandes cantidades y es muy generosa a la hora de dejarme rienda suelta a mi creatividad, me encanta la decoración, montaje, el área comercial y estoy a cargo de las cotizaciones y puesta en marcha de los proyectos. Ambas estamos metidas con las manos en la masa, literalmente. Nuestras personalidades son muy diferentes y eso nos ha ayudado montones. La Pollo es relajada y flexible, yo soy muy exigente y estructurada, por lo que la mezcla ha dado un resultado muy favorable”, nos cuenta Pilar.

Este año su negocio ha sumado nuevos desafíos, como la producción integral de eventos, desde idear la invitación, mobiliario, comida, música, contratación de garzones, entre otros.

Encantos dulces y salados

Sus postres estrella son el merengue de berries, la panna cotta de chocolate blanco y naranja, y el suspiro limeño.

En la boutique de salados, los platos Premium son el ceviche, montaditos, chupes de camarón, jaiba y loco.

Lo que más gusta de ambas modalidades es el formato individual, todo es en mini pailas, pocillos y vasos.

Las proyecciones y sueños de Pollo y Pili para su empresa, tienen que ver netamente con las necesidades de sus clientes, tal como ha sido la tónica desde el inicio. Su próximo objetivo y desafío es crear, entregar y solucionar lo que las personas necesiten y, desde esa necesidad, elaborar servicios y nuevas singularidades, siempre incluyendo a sus clientes más pequeños, porque con Tentación Gourmet todos pueden tener la oportunidad de alegrar sus mesas y deleitar sus paladares.

RECETA DULCE

MUG CAKE

NICOLÁS DEL RÍO

El arquitecto de la nieve