MERCEDES-BENZ: FASHION WEEK CHILE 2018
Por: Florencia Alcalde / Gestión de comunicación: Rodolfo Lértora


Doce diseñadores, 3 nacionales y 1 internacional por día, exhibieron un avance de lo que desarrollarán en sus colecciones 2019 , dejando atrás los clásicos paradigmas estacionarios otoño/invierno y primavera/verano.

La pasarela de moda MercedesBenz Fashion Week Chile 2018 tuvo su cuarta edición protagonizada por los más destacados diseñadores de México, Brasil, Argentina y Chile. El MBFW es reconocido como una tribuna para promover las tendencias que identifican a un continente, así como también al diseño emergente local. Este año, la pasarela se desarrolló en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) con el fin de otorgar un valor patrimonial a la ciudad de Santiago




“Entregar una vitrina tan importante al diseño de autor a través de eventos como Mercedes-Benz Fashion Week, representa la intención de la marca de interpretar el estilo de vida de sus clientes en el mundo y al mismo tiempo, hacer un aporte importante a la cultura”,explicó José Miguel Rosas, gerente de marketing de Kaufmann, el distribuidor oficial de Mercedes-Benz en Chile.

Durante tres días, más de 1.400 personas presenciaron innovadoras y arriesgadas tendencias para la temporada primavera -verano, presentadas por más de diez expositores de la escena local e internacional, tales como Lupe Gajardo, Mo Store, Qüina, Kika Neumann, Chain, entre otros.

Las propuestas sorprendieron con prendas holgadas, mangas volantes y sobre todo trajes de dos piezas, que se destacaron por la diversidad de colores, telas estampadas, lisas y de tonos metálicos, otorgando atemporalidad, innovación y vanguardia. La diseñadora e historiadora a cargo de la curatoría de MBFW Chile 2018, Pía Montalva, explicó que “elegimos el concepto de la atemporalidad, porque queremos enfatizar propuestas que no están específica y directamente enfocadas en las tendencias actuales de moda masiva, basadas todavía en las estaciones del año, por ejemplo,otoñoinvierno o primavera-verano”.

En su primer día fueron cuatro los diseñadores encargados de exhibir estilo y arte en la pasarela. En el ámbito nacional, la diseñadora chilena, Isabel Felmer, expuso una colección que se destacó por un estilo “retro”, con diseños livianos y monocromáticos. Trajes de dos piezas con tela protagonista el satín, vestidos ceñidos al cuerpo, cortes irregulares, chaquetas oversize y cuellos acentuados, acompañados de accesorios vintage, turbantes y guantes largos, fueron algunas de las tendencias dominantes.

En tanto, la historiadora y curadora del MBFW Chile 2018, Pía Montalva, destacó que “la propuesta de Qüina potencia los básicos; la de Lupe Gajardo destaca por sus vestidos largos; la de Mo Store demuestra su propuesta consolidada y trayectoria, dirigida a un público en específico; mientras que la de Chain sorprende por su sensibilidad y sutileza para mezclar los materiales que tienen un mismo color y trama”.

El minimalismo y apuestas monocromáticas fueron las predominantes en el segundo día de la pasarela. Qüina, la marca de las chilenas Bernardita y Francisca Torres, sobresalió en la apertura de esa jornada, con un desfile fresco, femenino y divertido. Su apuesta juvenil se forjó en looks urbanos de neón, estampados de animal print, muchos brillos, acompañados de accesorios de cadena, maxi straps y gafas de sol.

Kokoro, Munay Sisters y Kika Neumann, fueron tres marcas chilenas que expusieron en la noche final con una propuesta de materiales distinguidos y líneas puras. Mientras que la marca mexicana, Julia y Renata, fue la encargada de cerrar esta cuarta versión.

Ya van 18 años desde que más de 40 países realizan el Mercedes-Benz Fashion Week, contando con la colaboración de reconocidas casas de moda que buscan lo mejor de la industria textil. Un evento que desde hace tres años se ha realizado en nuestro país, posicionándolo como uno de los más importantes para la moda chilena.

Temas Relacionados
RECETA DULCE

MUG CAKE

NICOLÁS DEL RÍO

El arquitecto de la nieve